¿Qué es la endodoncia?

La endodoncia es el nombre que recibe el tratamiento de los conductos radiculares del diente, lo que popularmente se conoce como “matar el nervio”. A pesar del nombre popular, esta técnica va mucho más allá de la inactivación del nervio ya que se encarga de extirpar parcial o totalmente la pulpa dental para posteriormente rellenar el espacio dental, devolviendo la funcionalidad a la pieza y acabando con el dolor.

Por lo general, el tratamiento de conductos se realiza cuando una caries dental profunda alcanza la cavidad pulpar aunque también se recurre a ella para tratar piezas fracturadas.

La forma de practicar la endodoncia ha sufrido un cambio drástico en los últimos 5 años debido al desarrollo de nuevos equipos (localizadores de ápice, láser, endox, ultrasónicos, irrigadores, digora, mecanización…) e instrumental flexible. Todo ello dentro de estrictas normas de esterilización y desinfección.

¿En qué casos se aplica?

Como consecuencia de la acción de diferentes irritantes (caries profunda, enfermedad periodontal, traumatismo…) la pulpa dental se enferma (inflama) aún cuando se mantiene vital en el interior del diente. Esta situación, de no ser atendida, continuará su desarrollo hasta eventualmente comprometer todo el hueso alrededor del diente y provocar la pérdida del mismo. Otras veces está indicada por motivos protésicos.

En nuestra clínica existe un profesional dedicado EXCLUSIVAMENTE a realizar éste tratamiento.


Top