Cómo combatir el mal aliento

Alrededor de un 30% de la población adulta padece o ha padecido halitosis en alguna ocasión y los orígenes de este desagradable olor que emana de la cavidad bucal son múltiples, pero todos provocan un mismo resultado: una incómoda sensación tanto para el que la padece, como para quienes rodean al afectado.

“La halitosis es una condición relativamente frecuente que puede llegar a afectar a la vida diaria, relaciones sociales, afectivas y profesionales de los individuos que la padecen”

Qué la provoca

Existen hábitos poco saludables como fumar o la ingesta de alcohol que se relacionan con este fenómeno. Aunque también una higiene bucal deficiente e incluso una manifestación de otras enfermedades pueden tener el maloliente síntoma como resultado.

Medidas preventivas

La buena noticia es que la halitosis oral puede prevenirse. “Es fundamental que los pacientes mantengan la cavidad oral en estado de salud y, en especial, que sus encías se encuentren sanas”

Una higiene bucal adecuada debe incluir, además del cepillado, la limpieza con seda o cepillos interdentales. “Muy importante, que incluyan medidas de higiene lingual con raspadores linguales, especialmente diseñados para tal fin”

Atención a la ingesta

Los hábitos poco saludables pueden incrementar la sensación de boca maloliente. Entre las recomendaciones para evitar este problema están no fumar y beber alcohol con moderación.

“Asimismo se recomienda no permanecer muchas horas sin ingerir alimentos ni bebidas no azucaradas, consumir grasas con moderación e incrementar el consumo de verduras crudas, que ayudan a proteger las encías”

 


Top